Académicos valoran eventual permiso para salida de menores de edad

Difundir el amor

Tanto para el experto en Salud Pública, Claudio Castillo, como para el antropólogo, Sergio González, ambos de la Universidad de Santiago, el anuncio de implementar una autorización para que menores de edad puedan salir tres veces a la semana bajo supervisión de un adulto, resulta una medida necesaria y acertada para el cuidado de su bienestar y salud mental, ante los efectos negativos del confinamiento.

Según informaron medios de comunicación, durante los últimos días, los ministerios de Salud y de Desarrollo Social, han estado avanzando en el mecanismo para autorizar la salida de menores de edad, acompañados de sus padres o adultos responsables, en aquellas comunas que se mantienen en cuarentena.

La medida, que sería anunciada durante esta semana, fue valorada por expertos de la Universidad de Santiago que, desde los ámbitos de la salud pública y la psicología social, calificaron la idea como “acertada” y “necesaria”.

Para el experto en políticas públicas aplicadas al área de la salud y académico del Magíster de Salud Pública de la Universidad de Santiago, Claudio Castillo, este permiso incluso debió haberse implementado antes, “pero resulta muy positivo, desde el punto de vista de la salud pública, para favorecer el bienestar socioemocional de los niños, las niñas y sus familias”.

“El hecho de que se permita que niños y niñas, con adulto acompañante, y adolescentes solos, puedan salir en un horario protegido durante el confinamiento, es una medida muy necesaria, e incluso es tardía. Otros países lo implementaron durante todo el confinamiento”, señaló.

“Esto es porque los niños, las niñas y adolescentes, sufren el estrés de una manera mucho más crítica y de manera más aguda, según señalan los expertos”, explicó Castillo, agregando que este permiso a menores, “favorece el bienestar socioemocional de ellos mismos pero también de sus padres o cuidadores, para que puedan salir en algún momento de su confinamiento y mantener contacto con la naturaleza o estar fuera de su hogar por unos minutos”.

Respecto a los cuidados que deben considerarse para evitar un alza en las cifras de contagios, el académico sostuvo que lo importante, es “que salgan niñas y niños mayores de seis años, que siempre usen la mascarilla, que mantengan la distancia física frente a otras personas, que realicen un lavado frecuente de manos y eviten las aglomeraciones. Es decir, las medidas de prevención se deben mantener”.

“Estas no son medidas para que salgan todos al mismo tiempo a aglomerarse en un solo lugar”, advirtió el especialista.

Por su parte, el antropólogo y académico de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago, Sergio González, consideró que la medida es “necesaria” y “positiva”, ya que permitirá que niños y adolescentes recuperen el espacio público para realizar actividad física. “Se avanza en un permiso que preserva o protege su salud mental”, sostuvo.

“Mantener las condiciones de confinamiento es absolutamente negativo para este grupo etáreo”, consideró el doctor en psicología e investigador en temáticas asociadas a la psicología social y cultural. “Es necesario proveerles un espacio recreacional, pero aún de manera cautelosa”, advirtió.

Por último, González enfatizó que la medida debe ser monitoreada por la autoridad sanitaria, a fin de no provocar un efecto adverso en la salud de la población. “Esta medida implica prepararnos y aportar para que los niños no estén privados de la primavera que viene. Que puedan disfrutar de esta estación en los parques es necesario”, concluyó.