Chile en proceso de cambio

Difundir el amor

Aunque era de esperarse, el apruebo tuvo una victoria avasalladora sobre el rechazo. Esta victoria pone a chile en marcha para comenzar el proceso de un cambio de constitución, donde muchos inversionistas lo miran con recelo.

Cuando a un inversionista o empresario se le pide evaluar un negocio para comprar o para entrar a un mercado lo único que importa son los flujos futuros de esa empresa o en este caso del país. La historia solamente sirve para saber o tener una idea que tan posible es llegar a los flujos esperados.

Con el plebiscito recién pasado, Chile comenzará el proceso de escribir una nueva Carta Magna, en el cual, durante dos años, los constituyentes, tendrán la labor de hacer un nuevo rayado de cancha. Después de dos años se llevará a cabo la votación de salida y aprobación de la nueva constitución.

El mayor problema, a nivel económico, es la incertidumbre que tendremos en los próximos dos años, donde lo más probable es que empresas o inversiones extranjeras decidan postergar o simplemente buscar otros países, donde las reglas del juego estén más claras y estables. Un caso cercano es el de Argentina donde el gobierno ha estatizado numerosas empresas privadas, llevando la inflación del país a los niveles más altos en los últimos 20 años. Por otro lado, podría ser una gran oportunidad si es que el nuevo documento abre las puertas a mejores oportunidades de inversión y mejores condiciones laborales.

Es por esto que aquellos que compongan el estamento que redacte la nueva constitución, tienen la responsabilidad de tener el futuro del país en sus manos. De ellos depende redactar un documento que sea propicio para el futuro crecimiento del país, teniendo en cuenta las demandas que son conocidas por todos, considerando la equidad, justicia social, pero por, sobre todo, el correcto funcionamiento de las instituciones, con el fin de evitar las tensiones sociales como las vistas durante este último período. Aquéllos tendrán el deber de buscar el diálogo constructivo, manteniendo discusiones de mutuo entendimiento, respetando el pasado histórico de nuestro país para construir un futuro mejor para todos.

Rodrigo Castillo
Gerente General de BeFX