Claves para higienizar el automóvil y combatir el Coronavirus

Según un estudio, en el auto pueden vivir más de 700 variedades de bacterias, donde el volante es una de las superficies críticas, ya que puede ser más sucia que la pantalla de un celular.

El estornudo de una persona contagiada de Coronavirus, al interior de un vehículo, puede hacer que el resto de los pasajeros u otros usuarios del vehículo también se contagien, ya que la permanencia del virus en los objetos puede variar en función de la temperatura, la humedad y el tipo de superficie.

Según un estudio realizado por el National Center for Biotechology de los Estados Unidos, más de 700 variedades diferentes de bacterias podrían estar viviendo en el automóvil promedio en cualquier momento. Por eso los expertos de Salfa entregan recomendaciones y datos que sirvan para minimizar los focos de contagio dentro de los automóviles.

“Lo primero que hay que tener en cuenta es que la manilla apertura del vehículo, las manillas interiores, espejo interior, la palanca de cambios, pantallas Touch, las teclas o perillas y los cinturones de seguridad son focos para el intercambio frecuente de gérmenes”, afirma Carlos Casella, gerente de servicios en SALFA.

Mantener los actuales métodos de higienización antes de ingresar a cualquier vehículo, especialmente de las manos, pareciera ser una de las principales medidas para evitar contagios. Una opción es aplicar aerosoles higiénicos antes de subir al auto, donde la pieza más sucia es sin duda el volante. “Si se lo compara con otros objetos, su superficie es seis veces más sucia que la pantalla del teléfono celular promedio, cuatro veces más sucia que un inodoro público, y dos veces más sucia que los botones del ascensor público” afirma el experto de Salfa.

Casella agrega que para operar con responsabilidad, los talleres de servicio tienen un protocolo de control de Ingreso, donde se aplica un procedimiento de Sanitización al vehículo, colocando adicionalmente elementos protectores al asiento conductor, protección a la palanca de cambios y recién después de eso, se sube operario para llevar el vehículo a la estación de trabajo.

“Desgraciadamente todos los elementos desinfectantes son en base a alcohol y otros derivados, los que podrían dañar las superficies aplicadas y generar consecuencias no deseada. Se sugiere utilizar un jabón neutro para este proceso, el que así mismo es más fácil de limpiar” precisa el experto. Si es necesario toser o estornudar, es importante hacerlo contra el lado interno del codo, ya que si se trata de taparlo con la mano la saliva irá al volante y a otras zonas de contacto.

Para reducir los riesgos de una enfermedad respiratoria, se recomienda limpiar los conductos del climatizador por lo menos 2 veces al año; si no han realizado esta medida, lo más aconsejable es no utilizar el climatizador, ya que suele estar lleno de bacterias. Si se ve en la obligación de andar en un taxi o en el auto de terceros, evite llevar las manos a la boca, ojos y nariz.

Por último, al bajarse del vehículo, desinfectarse las manos nuevamente, ya que nunca sabremos si estuvimos en contacto con alguna zona infectada.