Familia de ex intendenta de Tarapacá Antonella Sciaraffia acusa persecución

Difundir el amor

Ultimas declaraciones de imputados del Caso Muebles encienden polémica

“No nos queda más que reafirmar que mi hermana está privada de libertad, sólo por una persecución”, así lo indicó Brunetto Sciaraffia, hermano de Antonella Sciaraffia, tras conocer los últimos antecedentes del caso muebles, que vinculan a la Fiscalía con prácticas reñidas con la moral y la ética, como lo ocurrido con Sergio Alejandro Cifuentes, uno de los imputados en el caso, quien declaró que el fiscal a cargo de la investigación, Eduardo Ríos, escribió un párrafo de su declaración presentada en el mes de febrero de este año. La gravedad de la situación se centra en que en dicho texto Cifuentes culpa de los hechos a Cánepa, Jacobs, Casareggio y Antonella Sciaraffia.

Esta situación se complementa con el ofrecimiento recibido por Cifuentes de parte de los fiscales, de otorgarle un juicio abreviado si inculpaba a la ex intendenta. “Creemos que esto es grave y puede constituir delito por parte de la Fiscalía, pues no puede intervenir la declaración de un imputado y menos ofrecerle beneficios a cambio para inculpar a otras personas”, comentó Brunetto Sciaraffia.

A esto se suman las recientes declaraciones de otro de los imputados en el caso, Freddy Casareggio, quien relató en su interrogatorio que fue visitado en el penal de Alto Hospicio por el diputado Hugo Gutiérrez, para que le entregara antecedentes sobre la participación de Antonella en el caso muebles. “Acá claramente estamos frente a hechos de persecución, mi hermana siempre ha tenido un gran prestigio, es una persona que hizo mucho por la región, primero como seremi de Bienes Nacionales, luego cuando fue diputada y posteriormente en su calidad de intendenta, por eso nos parece que es un aprovechamiento el involucrarla en un caso en el que ninguno de los imputados la ha relacionado con acción alguna en los hechos que se investigan”, concluyó.