La masonería chilena aboga por una solución pacífica para Venezuela

Difundir el amor

La Masonería es una institución universal, que basa su acción en la difusión y cultivo del humanismo, la libertad, la fraternidad, la igualdad y el respeto irrestricto a los derechos humanos.

En nuestra América, hermanos que nos antecedieron participaron activamente en la creación de instituciones republicanas, cuyo objetivo ha sido brindar bienestar y progreso para sus habitantes y armonía y paz a la convivencia nacional y regional, obra que las actuales y futuras generaciones deben respetar y engrandecer.

Hoy miramos con preocupación como, en algunos países de nuestro continente, instituciones pilares de la república y de la democracia se han debilitado, sus pueblos se han empobrecido y las libertades de sus habitantes se han conculcado.

Los masones valoramos el diálogo tolerante y la prudencia como elementos fundamentales en la resolución de todo conflicto, con ello se han evitado muchos dolores y penurias a los pueblos que sin pedirlo son parte de estos sucesos.

Hoy dirigimos nuestra mirada a la república hermana de Venezuela, nación que se encuentra en una profunda su crisis social, económica y política y que en un futuro próximo debe enfrentar importantes problemas para encontrar una salida y resolver su destino republicano.

El Consejo de la Gran Logia de Chile hace votos para que la sabiduría, la ponderación, un profundo sentido de la democracia y una férrea voluntad por el respeto a la vida y a la dignidad humana, guíen el actuar de todos a quienes les corresponda ser parte de este importante proceso, alcanzando un camino de solución en armonía, libre de actos de fuerza o luchas fratricidas que minimice el sufrimiento de sus habitantes.

Sebastián Jans Pérez
Gran Maestro
Gran Logia de Chile