PRO insta a parlamentarios a no aceptar más presiones de grupos conservadores por impuesto a los Súper Ricos

El presidente del Partido Progresista de Chile, Camilo Lagos, argumentó que “por estos días vemos a los conservadores de siempre defendiéndose como gatos de espalda ante lo inevitable”.

A días de que se retome la discusión por el impuesto a los súper ricos en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputadas y Diputados – elevar de 27% a 30% el tributo de grandes empresas y el fin transitorio de algunas exenciones tributarias- este sábado el Partido Progresista de Chile, fundado por Marco Enríquez-Ominami, emplazó a los legisladores a aprobar la moción y quitar las trabas para despachar pronto la iniciativa.

“Llamamos al Parlamento a actuar con diligencia y a no aceptar más presiones de grupos conservadores. El impuesto a los súper ricos, el royalty, el fin de las exenciones y el retiro del 10% son necesidades urgentes para el país”, dijo enfático el presidente de la colectividad Camilo Lagos.

“La derecha aún no se pone de acuerdo cómo atacar el impuesto a súper ricos: unos dicen que no recauda nada; otros -como Juan Sutil- que recauda tanto que los empresarios se irán de Chile”, detalló el economista, aludiendo también a Rodrigo Hinzpeter “exbrazo derecho de Piñera”, quien dice que la moción “divide a los chilenos entre malos y buenos”.

“Por estos días vemos a los conservadores de siempre defendiéndose como gatos de espalda ante lo inevitable. Le tienen pánico al impuesto a los súper ricos y pavor al retiro del 10% de las AFP que tanto defienden”, insistió Lagos.

Por último, reiteró que “los conservadores chilenos, encabezados por Piñera, aún no se convencen de que Chile cambió y a ratos olvidan que el país salió a las calles a decir basta”, concluyendo que “Piñera, Larroulet y los pocos que quedan acompañándolos, deberían leer lo más reciente sobre las elites realizado por el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES)”.

“El nivel de desconexión de las elites con la realidad del país es tal, que siguen en la burbuja del oasis que Piñera intentó venderle al resto del mundo”, puntualizó Camilo Lagos.

La indicación en cuestión, en tanto, fusiona el artículo original del proyecto, que permite, por una sola vez, recaudar el 2,5% sobre el patrimonio neto que exceda los US $22 millones de las grandes fortunas e incluye un aumento transitorio de los impuestos a las grandes empresas, desde 27% a 30%, que tengan ingresos superiores a 1 millón de UF por las utilidades percibidas o devengadas en los ejercicios 2021 y 2022.