Reconstrucción: Empresa Portuaria de Iquique presenta solución y plazos para recuperación del Terminal Molo

Difundir el amor

De acuerdo a la planificación del proceso de reconstrucción, EPI entregó este viernes el informe final de ingeniería de detalle que establece el cómo se recuperará el Molo y los plazos de las obras.

Obras en el Molo de la EPIHabilitar el Terminal Molo dañado por los sismos, actualmente es el principal desafío de Empresa Portuaria Iquique (EPI). En conferencia de prensa, el gerente general de EPI, Alfredo Leiton, explicó el método constructivo y los plazos de las obras, destacando que en septiembre del próximo año el sitio 2 del terminal estará operativo y la obra completa será entregada el primer semestre de 2018. El gerente destacó que la empresa está trabajando con la mayor celeridad posible para que los trabajadores portuarios del terminal multioperado puedan recuperar su fuente de empleo.

Daños y solución

A su vez, Leiton enfatizó que posterior a los sismos y después de reanudar las operaciones a 48 horas del primer movimiento, la prioridad desde ese momento en adelante ha sido el proceso de reconstrucción que comenzó con los estudios de daños de la infraestructura y fondo marino. Con los estudios realizados durante el año pasado, hoy la empresa presentó el informe final basado en un diagnóstico completo.

De acuerdo al informe, el terminal sufrió daños en su infraestructura, en especial en el muro gravitacional: asentamiento, desplazamiento y pérdida de verticalidad. De acuerdo a Leiton, hoy es necesario rehabilitarlo y para ello contarán con nuevas tecnologías: “En términos muy sencillos, haremos una costura que dejará todos los bloques de hormigón del terminal unidos y sujetos a la roca basal. Esta obra no sólo dejará la infraestructura habilitada para recibir naves, si no también quedará antisísmica”. Para ello, se usarán más de 1.200 micropilotes, los cuales se instalarán mediante perforación a profundidades de hasta 34 metros bajo el mar y a 1,5 metros de distancia cada uno.

El proceso de reconstrucción contará de dos etapas: la primera orientada a recuperar la estructura para operaciones portuarias y la segunda, con el objetivo de habilitar el terminal para recibir naves New Panamax.

EPI actualmente está en busca de una empresa constructora que tenga la experiencia y además pueda ejecutar las obras con la mayor celeridad posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.