Se buscan cinco voluntarios para unirse a una expedición científica en la Antártida

Difundir el amor

Airbnb y Ocean Conservancy anunciaron el lanzamiento del Sabático en la Antártida, una oportunidad inédita para que cinco personas apasionadas viajen al continente más remoto de la Tierra y se unan a la científica especializada en la Antártida, Kirstie Jones-Williams, en una misión de investigación científica sin precedentes, que se llevará a cabo en diciembre de 2019.

Los cinco voluntarios recolectarán muestras de nieve para estudiar hasta qué punto los microplásticos han penetrado en la Antártida. El objetivo es crear conciencia sobre el impacto de la actividad humanas en uno de los ecosistemas menos estudiados y más aislados del mundo. Al evaluar el impacto de la contaminación por plásticos generada en otras partes del mundo, estos ciudadanos científicos podrán ayudarnos a comprender qué puede hacer la comunidad global para proteger a la Antártida y al resto del planeta.

“La mayoría de la gente piensa que la Antártida es un continente aislado e impoluto, pero los hallazgos recientes indican que incluso los lugares más remotos se ven afectados por la contaminación por plásticos. Esta expedición nos ayudará a entender el recorrido de los microplásticos hacia regiones remotas como la Antártida, en un momento crítico para demostrar nuestra responsabilidad de proteger el medio natural en el que vivimos”, apuntó Jones-Williams. “Esta expedición no será fácil, pues requerirá un gran rigor científico en condiciones invernales muy arduas. Estamos buscando personas apasionadas que se sientan ciudadanos del mundo y a quienes les entusiasme la idea de unirse al equipo y regresar a casa para compartir nuevos conocimientos con el mundo”.

La expedición tendrá una duración de un mes y se desarrollará del siguiente modo:

  • Los voluntarios asistirán a una capacitación intensiva en Punta Arenas, Chile, donde se prepararán con cursos de glaciología y muestreo de campo, así como tareas de laboratorio y prácticas con el equipo.
  • Después, volarán a la Antártida para comenzar su misión científica. Aterrizarán en una pista natural de hielo azul ubicada en lo más profundo del continente, en donde se llevará a cabo la investigación.
  • Recopilarán muestras de nieve del interior de la Antártida y las estudiarán en busca de microfibras extrañas para determinar hasta qué punto los desechos y la contaminación han viajado por el mundo.
  • Visitarán el Polo Sur, donde podrán dar la vuelta al mundo con solo unos pasos.
  • Tendrán la oportunidad de explorar la belleza de lugares únicos de la Antártida, como Drake Icefall, Charles Peak Windscoop y Elephant’s Head, para conocer la geografía del continente.
  • Volverán a Chile para seguir estudiando sus hallazgos y colaborar con Ocean Conservancy para formarse como embajadores de la protección de los océanos y hacer recomendaciones a la comunidad de Airbnb y a otros grupos para ayudar a minimizar la huella de plástico global.

Airbnb se compromete a ofrecer a su comunidad la opción de viajar de forma sostenible durante toda la travesía. La compañía colabora con Ocean Conservancy para que los resultados de la investigación del Sabático en la Antártida se integren en esfuerzos educativos y de defensa del ambiente. Asimismo, Airbnb está desarrollando una evaluación del impacto ambiental para medir y comprender nuestro propio impacto e identificar qué podemos hacer para reducir nuestra huella en el futuro. Estos son pasos fundamentales para moldear nuestros compromisos futuros y nuestra visión de convertirnos en líderes en viajes sostenibles.

“Asociarnos con Airbnb para el Sabático en la Antártida es una oportunidad increíble para continuar con nuestra lucha contra el plástico en los océanos y crear conciencia sobre este tema”, señala Janis Searles Jones, directora general de Ocean Conservancy. “Cada año, como parte de nuestra Limpieza Costera Internacional, los voluntarios no solo recogen basura de playas y vías fluviales de todo el mundo, sino que también registran cada artículo encontrado en nuestra base de datos internacional. Ocean Conservancy está respaldada por una larga trayectoria de colaboración con científicos ciudadanos y esperamos ahora poder aplicar los resultados de esta expedición a la búsqueda de soluciones globales”.

La comunidad de Airbnb valora los viajes saludables: el 64% de los huéspedes que eligieron Airbnb en 2018 lo hicieron porque valoran que sea una opción de viajes sostenible desde el punto de vista ambiental que aprovecha al máximo el espacio libre en los hogares de la gente.

  • Desde agosto de 2018, más de 5 millones de huéspedes en Airbnb se han quedado en alojamientos respetuosos con el ambiente a través de nuestra plataforma.
  • El 88% de los anfitriones de Airbnb en todo el mundo aplican prácticas respetuosas con el ambiente en sus alojamientos, como el uso de productos de limpieza ecológicos, el reciclaje, el fomento del transporte público y la instalación de paneles solares.
  • Los huéspedes en Airbnb también están descubriendo Experiencias que no solo benefician al planeta, sino que les permiten conocer a expertos y defensores locales de la sostenibilidad ambiental, ya que la empresa ha registrado un aumento del 196% en las reservaciones de Experiencias sostenibles y respetuosas con el ambiente con respecto al año pasado.

“Junto con Ocean Conservancy, estamos visibilizando el problema de los microplásticos para invitar a la comunidad global a reflexionar sobre las consecuencias de nuestra forma de vivir y, así, tomar medidas colectivas», dijo Chris Lehane, Vicepresidente Senior de Política Global y Comunicaciones de Airbnb. “Si bien el modelo que propone Airbnb es naturalmente más sustentable que otros modos de viajar -dado que las personas usan espacios ya construidos-, debemos seguir buscando alternativas para que la plataforma contribuya a reducir el impacto de los humanos en el ambiente. Hay mucho más que debemos hacer y que intentaremos hacer, a medida que sigamos avanzando”.